Blogia
uNa NoVa HisTòRia

El lapiz

El lapiz No era fácil en ese momento la vida de Marta, una escritora consagrada de casi 50 años empezaba ya a perder motivación, encanto, simpatía y pureza en sus escritos. Buscaba esa inspiración que siempre la había llevado a escribir sus mejores novelas, poemas, sàtiras... Marta hasta ese momento había pasado más de 30 años delante de un papel y un lápiz. Empezó trabajando en un periódico local en Madrid, allí escribía un artículo semanal relacionado con el mundo animal. En poco tiempo se superó a si misma y vió que todo aquello le sabía a poco. Fué a más y encontro trabajo en una revista de investigación científica, eso la llevo a estudiar Biología pero no paró aquí. Empezó a escribir cuentos cortos, novelas y demás que solo a ella le parecían buenas, y eso la llevo a la duda. Intento publicarlas y la editorial no las aceptó, las desecharon por vulgares, por no llegar al mínimo y eso se tradujo en una gran depresión. Decidió cambiar de vida, buscó un lugar lejano, donde recordar estos tiempos no le impidiera seguir con su vida y lo encontró en un pueblecito en la zona más cercana de china a la costa este. Allí, no la conocía nadie y nadie preguntaba.

Un dia, paseando por el pueblo vió a un niño que pedía limosna. El niño la vió se levantó y con unas palabras indescifrables le puso un lapiz hecho de madera natural y carbón en la mano. Marta, en un principio dudó de aquél niño. ¿Porqué hizo eso? - se preguntaba - pero con el lápiz en la mano siguió hasta su casa...

Esa noche, al llegar a casa, dejó el lápiz encima de la mesa y se fue a dormir. Pasó una mala noche, llena de pesadillas y sueños increíbles, que llegaban y se mezclaban unos con otros haciendo de ellos una especie de laberinto de ideas indescifrables.
Cuando se levantó, buscó el lápiz y empezó a escribir la que sería su mejor novela. A los 45 años estaba en lo más alto, con unas 40 novelas de gran éxito publicadas. Marta el 15 de Marzo de ese año abrió el cajón y vió qu el lápiz ya solo era un trocito de madera de menos de 1 cm de largo, lloró y desde entonces su carrera cayo en picado.

No era fácil en ese momento la vida de Marta, una escritora consagrada de casi 50 años empezaba ya a perder motivación, encanto, simpatía y pureza en sus escritos. Debajo de su casa, acababa de abrir una nueva tienda llena de artlugios y enseres baratos y a menudo sin una finalidad propia, dió una vuelta y de golpe de sus ojos cayeron unas lagrimas acompañadas de una gran sonrisa. Había más de 500 lápices como el suyo por un precio irrisorio en esa tienda, preguntó al hombre de la tienda, un chino como habitualmente pasa y el hombre le dijo. Te recuerdo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

GaVi -

Si de pesares y de misterios tubiera tiempo para imaginar, desearía escribir en ese libro perfecto que un día me hizo soñar.

Molt bona Mooi!

Maria -

Molt xula la historieta!!
Segueix axins!!!! Muaaa

Sandra -

Buenas Moi!
Encara q a vegedes et....per no acabar les converses;),reconec que t´has lluit, per això em veig en la necessitst d´escriure per primera vegada. T´ho mereixes.Es el millor escrit
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

jaizkibel -

un gran post ;)
et seguirem llegint...[tot i q ja saps q estic namica away ;P s'intentarà!]
un patunas ;**

TeSa -

ole moi! m'ha encantat la historieta, m'has alegrat el dia, jo k estava poxins..., segueix així!! petons!

teia -

moi, no sé d'on treus tantes idees per fer escrits tant makus, però no les perdis mai i segueix-les cultivant!!! un petó!!

Marta -

Me ha encantado. Espero que tu protagonista siga escribiendo sus historias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres